inicio / Ocio / Una gran obra para la ciudad de Madrid
casino-madrid

Una gran obra para la ciudad de Madrid

Casino Gran Madrid dona una escultura de casi cinco metros a la Ciudad de Madrid para celebrar su llegada a la capital… y llamar a la suerte

Desde el 16 de diciembre de 2013, fecha en la que se inauguró Casino Gran Madrid – Colón, en el número 37 del Paseo de Recoletos, la ciudad de Madrid ha vuelto a contar con mesas de ruleta, black jack, punto y banca y poker, después de más de 90 años de ausencia de la capital.

Para celebrar este acontecimiento, y en homenaje a la ciudad de Madrid, Casino Gran Madrid dona una gran obra escultórica en bronce, que se situará junto a su fachada y que quiere constituirse como referente artístico de la ciudad.

De este modo, Casino Gran Madrid se suma a los grandes casinos internacionales que lucen grupos escultóricos como punto de atracción de sus ciudades y de llamada a la fortuna. Es el caso de los casinos de Berlín, que cuenta con una escultura de Jeff Koons, o el Bellagio de Las Vegas, en cuya fachada se sitúan las famosas fuentes, además de las diferentes obras situadas en los casinos de Macao.

Así, Casino Gran Madrid hace lo propio con un gran proyecto, obra de Eladio Mora, más conocido como dEmo, quien es quizás uno de los artistas nacionales con más proyección, y que cuenta con trabajos repartidos por todo el mundo.
El proceso de instalación de esta obra ha sido muy complejo y se ha prolongado durante más de ocho meses, habiendo comenzado en junio de 2013 con la primera solicitud de instalación. Desde entonces, ha sido un largo peregrinaje, en el que se ha buscado la adecuación de la escultura al espacio, de forma que permita la convivencia entre ésta y el tránsito habitual de todos los peatones, adaptándose a todas las ordenanzas, concejalías y comisiones. Esta aventura remata con la instalación de una gran rana de la suerte de casi cinco metros de altura.

Para dEmo, como para el Casino, la Rana de la Suerte es un proyecto muy ilusionante: “Tener una obra en la ciudad es algo que siempre he perseguido. Sobre todo, me gustan los exteriores, que la obra esté en la calle, que la gente pueda criticar y que tenga mucha repercusión. Acercar el arte a la gente, embellecer la ciudad; que la gente se sobresalte y que se convierta en un icono de la urbe.”

La obra, en principio, permanecerá durante un año en el emplazamiento elegido, junto a la fachada del Casino, aunque puede prorrogar su presencia otro año más e, incluso, situarse de forma permanente.

Deja un comentario

Tú dirección de email no será publica.Los campos necesarios están marcados *

*