inicio / Gastronomía / Shangai se rinde ante un gallego
alejandro-iglesias

Shangai se rinde ante un gallego

El chef Alejandro Iglesias dirige la cocina de un lujoso restaurante de 4.000 metros cuadrados a las afueras de la ciudad más poblada de China

DESIRÉE GARCÍA-ESCRIBANO
De Galicia a China. Ése es el gran salto que este joven pero reconocido cocinero, acaba de dar en su carrera profesional. La cocina de un antiguo palacio a las afueras de Shangai le abre sus puertas para que en ella empiece a entrar la magia del producto español. Y es que eso es lo que fabrica Alejandro Iglesias desde sus comienzos. El chef se ha criado entre fogones. Hasta hace unos días, regentaba junto a sus padres el restaurante Cabanas. Un conocido asador situado en Lalín, Pontevedra, al que acuden numerosas personalidades para degustar sus platos. Un acogedor lugar en el que se ha visto cenando al mismísimo presidente del gobierno, Mariano Rajoy. “Empecé en la cocina más bien como un castigo, a los 14 años, limpiando cacharros. Pero un día tras otro allí dentro hace que se te despierte el gusanillo y comencé a experimentar”.

Este “coqueteo” con los alimentos le llevó hasta Martín Berasategui, un maestro de la cocina con 7 estrellas Michelín. “Con él aprendí muchísimo. Me dio la oportunidad de trabajar a su lado durante unos meses y de ahí me fui a Mugaritz. Considerado el mejor restaurante de España en 2011”

Con unos comienzos así, difícilmente le iba a ir mal. Hace unos meses, un amigo suyo, el maitre Nacho Costoya le dijo que un grupo de restauración chino buscaba a alguien que se pusiese al frente de la cocina de su próximo proyecto. Un espacio para crear platos que consta de 400 metros cuadrados y más de 15 personas. La aventura era grande pero no se lo pensó dos veces. “Me querían hacer una prueba y me planté en Madrid a la semana siguiente. El restaurante donde me citaron era español y me pidieron un menú tradicional. Hice una caldereta de pescado, una paella, mejillones…”

Cuando pensaba que la prueba ya había finalizado y que no le iban a volver a llamar, le pidieron que, para el día siguiente preparase un menú degustación para 8 personas. “Quedaron encantados con aquellos 9 platos y me dijeron: estás dentro”

El reto era tremendo. Ser el jefe de cocina de un colosal restaurante que pretende ser el buque insignia del Grupo La Dehesa. Regentado por chinos, este conjunto de restauración cuenta con negocios gastronómicos por toda España y todos, de comida española. “Son grandes amantes de la cocina europea” Tienen además 130 jamonerías en China y con este nuevo negocio pretenden conseguir la estrella Michelin. “Es algo muy difícil, de momento no existe, pero ése es el objetivo y lo que pretenden con mi incorporación. Yo trabajaré duro para conseguirla” Un avión fletado trasladará cada dos días producto español a China. Y es que se pretende que el mejor marisco gallego, pescado , vino y carne estén en los platos de comensales de exquisito paladar. De la elección de todo ello se encarga también Alejandro en lo que asegura es una experiencia única.“Estoy montando el restaurante de mis sueños, con mi estilo de cocina y con todo lo que necesito a mi servicio. Es emocionante que te den una oportunidad así”

De su experiencia trabajando con chinos sólo saca conclusiones positivas. “Son muy eficaces, trabajadores y meticulosos. Tienen mucha paciencia, prefieren hacer las cosas despacio pero bien. Los españoles somos más nerviosos pero podemos aprender mucho los unos de los otros”

Una simbiosis de dos culturas que ha congeniado a la perfección y que trabaja ya para alcanzar grandes éxitos juntos.

Deja un comentario

Tú dirección de email no será publica.Los campos necesarios están marcados *

*