inicio / Salud / ¿Porque engordo si como poco?
dieta-metabolica

¿Porque engordo si como poco?

Se acerca la Navidad y se aumenta la eterna preocupación de quedarnos con los kilitos demás. Fantásticos platos navideños, vinos y aperitivos nos atraen y la rica gastronomía española no deja de sorprendernos aumentando la tentación de probar-lo todo.

Algunos de nosotros ya conocen sus límites. Pero, resulta que no todo el mundo nos engordamos igual. Hay personas que incluso si comen poco aumentan el peso o se sienten hinchadas presentando síntomas de digestión lenta o incluso, los dolores de estómago. Cada vez más, los médicos nos encontramos en la consulta con las personas que comentan aumento de su masa corporal a pesar de hacer deporte, llevar estilo de vida sana, hacer dieta variada y… que tienen en su armario más de 2 tallas de ropa. Entre ellos son hombres y mujeres de distintas edades que explican que algunos días están 2 kilos más y otros menos, que los anillos, brazaletes o reloj unos días casi les aprietan y, en cambio, otros días les quedan perfectamente ajustados en sus dedos y las muñecas. Lo mismo pasa con los zapatos y la ropa. Y no encuentran ninguna explicación razonable porque será.

Hasta hace poco no sabíamos que pasaba. Después de hacer los exámenes médicos, analíticas, recomendaciones de nutrición vemos más y más personas con un buen estado de salud pero que se engordan a pesar de correctos hábitos en la dieta.

La respuesta es que entre el 20 y el 35% de la población presenta una hipersensibilidad a algún tipo de alimento. Es decir, algunos alimentos que consumimos a diario sin darnos cuenta pueden provocar en el organismo una reacción inmunológica y desencadenar intolerancia alimentaria. No solo engordamos, sino retenemos líquidos en el cuerpo y esto se transforma en nuestro aumento del peso. Parece increíble, pero resulta que una persona puede engordar comiendo lechuga y otra bajara el peso comiendo carne. A uno le provocará el aumento del peso consumo del café y a otro de la leche.
No se trata de la alergia a cierto tipo de alimento sino de la reacción anormal de hipersensibilidad al alimento ingerido que se provoca en el organismo. Llamadas comúnmente como intolerancias alimentarias estas reacciones son menos conocidas y sus manifestaciones son tardías y menos evidentes que las alergias. Sin una clara relación causa-efecto, la sintomatología es muy diversa y de tipo crónico. Muchas veces no se diagnostican o se confunden con otras patologías, en muchas ocasiones se convive con ellas y con todas sus consecuencias. Hinchazón, obesidad, retención de líquidos, dolores abdominales y de articulaciones, tos, fatiga, problemas crónicos en la piel… todos estos síntomas podrían ser provocados por la ingesta de alimentos inadecuados para tu organismo. Si alguna vez te has preguntado ¿porque un alimento simplemente “no me sienta bien”? la respuesta puede estar en tu intolerancia alimentaria.

Hipersensibilidad o la intolerancia alimentaria se debe a la formación de anticuerpos frente a proteínas de determinados alimentos, pero no del tipo inmunoglobulinas Ig E que desencadenaría un proceso alérgico, sino del tipo inmunoglobulinas Ig G. En consecuencia, se trata de una reacción inmune retardada. Inmunocomplejos de proteínas circulantes en el organismo provocan retención de agua y por tanto aumento del peso. Por eso, incluso comiendo poco y sano persona se puede engordar y presentar mal estar.
La buena noticia: ¡Es posible de detectar!

La bioimpedancia es un método que permite medir la cantidad de grasa corporal y líquidos retenidos en el cuerpo. Puede ser una guía si realmente tenemos que bajar el peso con los ejercicios y la dieta adecuada o si prevalencia de agua retenida en el cuerpo es significativa en comparación con la grasa, tendremos que hacer algo más.

Ahora, con una sencilla extracción de sangre podrás conocer qué alimentos pueden ser potencialmente perjudiciales para tu salud. Este estudio se llama Test A 200 del laboratorio LABCO Quality Diagnostics y permite medir los niveles de Inmunoglobulina Ig G específica frente a más de 200 alimentos de la dieta mediterránea. El resultado tarda unas 3 semanas y se investigaran las variedades de carne, pescado, frutas, verduras, cereales, especias, legumbres, lácteos y sus derivados a cuales podrías tener intolerancia. En el informe que se entrega se podrá ver los alimentos marcados en color rojo que se recomienda evitar y en color verde los que se puede consumir sin problema a diario. Dicho informe contiene, también, la explicación en que platos y productos podrías encontrar estos alimentos.

Está demostrado científicamente que la eliminación de la dieta de los alimentos con hipersensibilidad proporciona una notable mejoría en la salud. Al retirar los alimentos inapropiados para nuestro cuerpo disminuirán los inmunocomplejos, se eliminara retención de líquidos, a consecuencia, perderemos el peso, olvidaremos del dolor de estómago, mejoraremos aspecto de la piel y nos sentiremos mucho mejor.

Dra. Xenia Vorobieva
仙妮亚·沃罗贝娃 医生
Dermatología y Medicina Estética

Deja un comentario

Tú dirección de email no será publica.Los campos necesarios están marcados *

*