inicio / Deportes / “El deporte me ha enseñado a ser como soy, un hombre que siempre mira hacia delante”
manolo-santana

“El deporte me ha enseñado a ser como soy, un hombre que siempre mira hacia delante”

El tenista Manolo Santana hace con Starview un repaso a su carrera, trufada de premios y reconocimientos como deportista de élite

ANA G. INGLÁN
Procedente de una familia humilde, el tenista Manolo Santana consiguió en los años 60 convertirse en primera figura mundial de un deporte entonces elitista y minoritario en España. Fue el primer español en ganar Wimbledon en una época en la que estadounidenses y australianos copaban los premios. A esta victoria uniría dos en Roland Garros y un Open de Estados Unidos, hasta un total de 72 títulos. Se mantuvo durante siete años (1961-1967) en el top ten y en 1966 fue nombrado Número 1 del mundo. Hoy, con 75 años, continúa ligado al mundo del deporte y al tenis, con su propio club en Marbella y dirigiendo el Mutua Open de Madrid, uno de los torneos de tenis más importantes del mundo.

Ha consagrado su vida al deporte, al tenis, su gran pasión. Su biografía está cargada de títulos y reconocimientos internacionales, pero ¿cómo fueron sus inicios en una España en la que el tenis no era un deporte conocido ni ser deportista profesional era un camino fácil?
Fue una etapa muy difícil debido a la situación política y social que se vivía en ese momento en España.

Su carrera como tenista empezó desde abajo, con mucho esfuerzo y dedicación, ¿cuáles cree que fueron las claves de su éxito?
La superación constante y el ejemplo de mi madre.

¿Cómo le surgió la vocación por un deporte que entonces era elitista?
Me fui a trabajar a un club de tenis en Madrid y comenzó mi sueño.

¿Y cómo consiguió la primera raqueta?
Un socio del club me la regaló.

¿Qué enseñanzas le ha aportado el tenis en particular y el deporte en general a su vida?
Me ha aportado hacer lo que soy hoy, un hombre que siempre mira hacia delante.

¿Qué siente ahora al ver aquellas imágenes de la España de los 60 y los 70 en las que aparece como una estrella nacional? Debía ser todo un honor, pero también una gran responsabilidad ser imagen de España en el mundo…
Siento satisfacción, alegría y haber conseguido llegar a donde quise llegar.

Es un ejemplo para muchos jóvenes tenistas que vieron y ven en usted un espejo en el que mirarse y hoy España es una potencia mundial del tenis de competición, ¿ha cambiado mucho el mundo del tenis y la forma de jugar desde entonces?
Sí, ha cambiado mucho, pero los objetivos y el cómo llegar allí son los mismos.

¿Sigue practicando, es imposible dejarlo?
Sí, sigo practicándolo día a día y mientras mi mente y mi cuerpo me lo permitan lo seguiré haciendo.

Su vida y su carrera profesional siguen ligadas al tenis, ¿se siente tan a gusto al otro lado -como entrenador, empresario u organizador- como cuando jugaba?
Actualmente soy el Director de Mutua Open de Madrid, un torneo que se ha convertido en uno de los más importantes en el mundo del tenis.

De los muchos hitos que coronan su carrera, ¿de cuál se siente más orgulloso?
Wimbledon, sin lugar a dudas.

Es imposible no preguntarle por los tenistas españoles de hoy… ¿Es Rafa Nadal insuperable para generaciones venideras? ¿Cómo cree que se encuentra la cantera del tenis español?
Nadie es insuperable, pero indudablemente otro como Rafael Nadal no será fácil de encontrar. Se necesitaron 48 años para que un español volviera a ganar Wimbledon.
Sin embargo, ya contamos con grandes promesas del tenis que estoy seguro van a sorprendernos.

Continúa entrenando a jóvenes promesas, ¿qué intenta transmitirles, además de buena técnica y deporte?
Intento trasmitirles confianza, esfuerzo y no dejar de luchar por lo que se quiere.

Su carrera como tenista le ha permitido viajar por medio mundo, ¿conoce China?
Sí, es un país de futuro y de gran disciplina.

¿Cree que Marbella es el mejor sitio para vivir?
Uno de los mejores sitios para vivir, pero para mí, el mejor.

¿Es un buen sitio Marbella para disfrutar del deporte? Usted posee un club de tenis…
Es un sitio ideal por muchos motivos. El clima, una ciudad internacional, una fusión de nacionalidades y culturas, gente amable, gran gastronomía. Pocas ciudades reúnen positividad y futuro como Marbella. Tengo un club de tenis, ‘Manolo Santana Racquets Club’, integral para la familia y para entrenar jóvenes promesas del tenis.

Para terminar, ¿cómo invitaría a nuestros lectores chinos a conocer España?
Un lugar acogedor donde se recibe a todo el mundo con una sonrisa, en la que se sentirán como en casa. Los esperamos.

Deja un comentario

Tú dirección de email no será publica.Los campos necesarios están marcados *

*