inicio / Actualidad / “Creo que Dios me dio el don de la voz”
soraya

“Creo que Dios me dio el don de la voz”

Soraya, una apasionada de la música y de su profesión que traspasa fronteras

Extremeña de nacimiento, Soraya es una cantante de carrera y espíritu internacional. En su último y sexto álbum, ‘Universe in me’, apuesta por el dance atemporal y potente, como su voz, un “don” que le ha labrado grandes éxitos en España y otros países y para el que se ha asociado con el equipo de productores suecos Tortuga. En esta entrevista hace un recorrido por su carrera desde sus inicios en el programa televisivo ‘Operación Triunfo’, una catapulta a su carrera que ya queda muy lejos. Ahora tiene su propio sello musical, Valentía Records, y más fuerza que nunca, como demuestra con este nuevo trabajo, con el que logró el número uno en las listas de ventas desde su lanzamiento a finales del pasado año.

¿Como nació tu afición por la música?
Desde muy pequeña ya jugaba con los discos de vinilo de mi padre. En mi casa no había televisión, pero sí había una mini cadena con la que yo enredada. Esta pasión por la música sin duda alguna es gracias a mi padre, un hombre de gustos exquisitos a pesar de no hablar idiomas y de no haber estudiado música.

¿A que edad empezaste a cantar?
No tengo un recuerdo concreto, pero desde pequeña ya participaba en el colegio en obras de teatro y en radio haciendo entrevistas. Luego, como a todas las niñas del mundo, en casa me gustaba jugar a hacer playbacks delante del espejo. Incluso te diré que canté en el coro del colegio de monjas al que iba aunque nunca fui la voz principal. Quizás el detalle detonante fue cuando una señora se acercó a mi madre para decirle que me había escuchado cantar en una plaza al lado de donde yo vivía y le llamó la atención el gran chorro de voz que esa pequeña niña tenía. Pero todo quedó así sin más
¿Cómo fueron tus comienzos en el panorama musical?
Como ya sabréis, mi carrera profesional empieza con la salida del programa ‘Operación Triunfo’. Un programa que me dio muchísimas oportunidades y me sirvió de puerta para ejercer lo que ahora es mi trabajo. Recuerdo que al principio, aunque tenía muchísimos nervios a la hora de salir al escenario, después me relajaba y me sentía como en casa. Ahora no hay nada que me guste más que estar encima del escenario con mis bailarines y mis coristas y sentir la energía del público. Haciendo un poco vista atrás de estos ocho años creo que he llevado un ritmo bastante lógico y prudente, cosa que agradezco porque soy una artista de fondo y no me gustan los éxitos de un día, prefiero los de largo recorrido.

Cuando te seleccionaron para participar en ‘Operación Triunfo’, ¿pensaste que llegarías tan lejos?
No soy una mujer que me haga muchas expectativas en mis proyectos, soy muy del día a día, no suelo construir castillos en el aire. Lo que sí tenía claro cuando entré al programa es que iba a aprovechar la oportunidad que me habían dado y como hago siempre en todos mis trabajos me dediqué al doscientos por cien y di todo lo que llevaba dentro. Lo que ha venido después ha sido toda una sorpresa.

¿Qué recuerdos tienes de ese programa?
Muchos y muy buenos. me lleve grandes compañeros yaprendí muchísimo de la música y de la industria musical en general. Además, ahora me encargo de utilizar lo que era un hobby para mi propia terapia personal, creo en la música como medicina natural y es maravilloso poder cantar y sacar lo que uno lleva dentro. Luego, justo al salir, hicimos una gira por España que fue muy divertida, sentimos de lleno el calor de la gente que nos había estado apoyando durante el programa.

¿Sigues en contacto con algunos de los participantes del concurso?
Sí, con algunos sí, los que siguen en activo y nos cruzamos en platós de televisión, radios o festivales. No todos son de mi edición, también te reencuentras con cantantes de otras ediciones de Operación Triunfo. Al final todos venimos de lo mismo y a todos nos mueve lo mismo: la música.

¿Cuáles han sido tus ídolos musicales?
Me encanta Sting. Supongo que será por mi padre, que me recuerda tanto físicamente como a los momentos cuando era niña y el solía poner sus álbumes en el tocadiscos. También tengo grandes recuerdos de Manolo García cuando pertenecía a El último de la fila. He crecido con ambos y no es que sean mis ídolos pero forman parte de mi niñez de mis recuerdos y siento nostalgia cuando los oigo.
De artistas de hoy en día valoro sobre todo la puesta en escena y la voz, como es el caso de Beyoncé, por ejemplo, un artista que es completa y también toca el cine y es empresaria como yo.

¿Qué influencia tienen en tu música?
Yo creo que dejar influenciarte por lo que te gusta es un fallo. Se trata de innovar y aportar cosas nuevas al mercado musical. Yo simplemente consumo su música y los miro con otros ojos. Justamente hago lo contrario: me desmarco de lo que ellos ya hacen para que lo mío suene completamente diferente.

Te has decantado más por el mercado anglosajón, ¿por qué?
Quizás mis años de azafata de vuelo, practicando idiomas y relacionándome con gente extranjera me han facilitado el idioma y el uso a la hora de cantarlo y utilizarlo en mi carrera profesional. Como te decía, he consumido mucha música inglesa desde pequeña e incluso me he criado en la frontera entre dos países, entre España y Portugal. Y en Portugal el noventa por ciento de la música que se escucha en radio es en inglés y las películas no se traducen, se ven en versión original. Para mí el inglés es como una segunda lengua junto con el portugués y el español. Además la sonoridad a la hora de cantar es diferente. Es cuestión de gustos, aunque voy a seguir haciendo también música en español.

Tu paso por Eurovisión te ha convertido en una cantante todavía más internacional, ¿has tenido algún contacto con China?
Eurovision es una gran exposición al extranjero. A China aún no he viajado, pero sé que mi música ya se empieza a oír allí.

Tu que viajas mucho, ¿cómo ven en el extranjero nuestra música?
Bueno, mi música no es muy española y normalmente canto en inglés. Mi imagen tampoco es muy española, podría ser de cualquier parte de Europa, al final eso facilita mucho la contratación.

Tienes una voz increíble y potente, con una gran personalidad, ¿es un don o hay mucho trabajo detrás para mejorarla?
Es un don sin lugar a dudas, jamás he tomado clases de canto y lo que he conseguido hasta ahora ha sido fruto de una lucha continua por mejorarme y evolucionar y dar lo mejor de mí misma al público, que se lo merece todo. Es verdad que luego la experiencia y el día día van puliendo las cosas, pero creo que Dios me dio el don de la voz.

Y siempre a tope de trabajo…
Ando siempre sumergida en muchos proyectos a la vez. He participado en un corto que se llama ‘On Fire the Movie’; pasé todo el verano de 2013 de gira por toda España y por algunos puntos de Latinoamérica y Europa mientras preparaba mi nuevo álbum, ‘Universe in me’, que está siendo todo un éxito. No puedo pedirle más a la vida tal y como están las cosas hoy en día.

Detrás de una gran artista siempre hay un buen equipo, ¿que nos puedes contar del tuyo?
Eso es una gran verdad y sin duda es la clave del éxito de un artista el estar bien rodeado de un equipo que crea en él y que lo apoye al máximo. En este momento musical y económico que vivimos en nuestro país ha habido una gran oleada de despidos y entre muchos de ellos han sido despedidos grandes profesionales de la música. Algunos de ellos los he recuperado para mi propia discográfica y estoy encantada. Gente que lleva muchísimos años en la industria
musical con muchas tablas y mucha experiencia justo lo que necesito en este momento vital de mi carrera profesional.

Si tuvieras que poner algo negativo en tu profesión, ¿que es lo más duro de ella?
Quizás la soledad, vivir cosas maravillosas y no estar rodeado de tu gente, de tu familia o de tu pareja.

¿Qué le aconsejarías a aquellos jóvenes que quieran dedicarse a tu mundo tan apasionante?
Que no dejen que jamás nadie les quite las ilusiones y que aunque este camino es duro y difícil, que no pierdan nunca las ganas de seguir luchando porque al final es muy gratificante. Ah, ¡y que sean únicos¡

Por Jaime Acevedo

Un comentario

  1. SI, ES DIOS QUIEN NOS OTORGA LOS DONES ESPECIALES. ÉL ES EL AMO DEL UNIVERSO ENTERO Y DUEÑO ABSOLUTO DE NUESTRAS VIDAS.

Deja un comentario

Tú dirección de email no será publica.Los campos necesarios están marcados *

*