inicio / Cultura / Cannes, el tesoro europeo de Hollywood
festival-cannes

Cannes, el tesoro europeo de Hollywood

La 67º edición del Festival ha derrochado glamour congregando a infinidad de estrellas de la meca del cine estadounidense

DESIRÉE GARCÍA-ESCRIBANO / Jaime acevedo
Nació en 1939 queriendo ser un evento cultural de tal magnitud que pudiese rivalizar con la Mostra de Venecia y, año tras año, lo ha conseguido. Cada primavera, Cannes, esa joya de la Costa Azul francesa, despliega todos sus encantos para acoger, con sus mejores galas, a estrellas del cine de todo el mundo. Y es que, la Sección Oficial del festival reúne lo mejor de la industria europea pero con un hueco a la estadounidense. La entrada de Hollywood en la Croisette siempre es un espectáculo. Cannes lo sabe y por eso cada año tiene más presencia en la muestra pero también, desde el otro lado del océano se mira a Francia como el lugar que envuelve de prestigio a su cine. La muestra siempre ha querido a Estados Unidos en su palmarés, tanto que es el país que más Palmas de Oro ha ganado. Pero la rendición de una ciudad entera a los americanos es un fenómeno más reciente.

Los estadounidenses han llegado este año con toda su artillería pesada y, valga la redundancia porque, para promocionar “Los mercenarios 3”, el equipo de la película hizo su entrada a bordo de tres tanques soviéticos. Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger, Mel Gibson, Wesley Snipes o Harrisond Ford lucieron músculo, desde las alturas, por el boulevard más famoso de la Costa Azul. Y es eso, músculo, lo que muestra la industria americana desplazando tal armamento en barco, desde Reino Unido hasta el festival más importante del mundo.

Tras los clásicos del cine de acción, desfiló otro que quiso mostrar al mundo su faceta de director. Tommy Lee Jones fue acogido con fuertes aplausos tras la proyección de “The homesman”. “Como cineasta hago todo lo que me digo que haga y como actor escucho atentamente”, relató en una rueda de prensa. “Tengo referencias de todas las películas que he visto, intento alejarme de algunas y emular otras. Dicen que los buenos artistas copian y los grandes roban. Yo robo”, continúo sorprendentemente risueño. Su segunda obra como director encabezaba las quinielas para la Palma de Oro pero Jones se fue de vacío. Tuvo que conformarse con el paseo por la alfombra roja del brazo de Hilary Swank y el calor de una crítica rendida a sus pies.

Mucho premio en un lugar en el que, los expertos, no tienen la más mínima benevolencia con lo que no les entra por el ojo. Y si no, que se lo digan a Nicole Kidman y al equipo de “Grace de Mónaco”. La cinta se proyectaba fuera de concurso pero aún así, un manto de silencio se hizo con el patio de butacas una vez terminada. Eso sí, los pasos de una de las “rubias” mejor pagadas de Hollywood, encandilaron a cientos de fans que llevaban días esperándola. “La Kidman” derrochó elegancia y glamour junto con Paz Vega, una de las actrices españolas más internacionales. Esta última brilló como una estrella con un diseño de Elie Saab.

Eso, en lo que se refiere al “firmamento” de la alfombra roja. En cuanto a los premios la Palma de Oro viajó a Turquía. “Winter Sleep” del realizador turco Nuri Bilge Ceylan, de 55 años, se hizo con el máximo galardón que le fue entregado por Quentin Tarantino y Uma Thurman. Tres horas de cinta cargada de melancolía que, según el jurado, se hicieron cortas. El director, al que la sala de prensa tributó un largo aplauso, explicó que al principio en realidad el filme duraba más aún: cuatro horas y media. Nuri Bilge Ceylan dedicó el premio a la “juventud turca” y a todos aquellos que han perdido la vida en las revueltas acontecidas en su país en los últimos años: “Estos chicos nos enseñaron mucho. Algunos se sacrificaron por nuestro futuro”. Y el director también contó que se sentía “raro”: “Recibí dos veces el premio del jurado pero hay una gran diferencia en términos de sensaciones”. Ceylan acumula premios en Cannes: en 2011 y 2003 ganó el Gran Premio del Jurado por “Érase una vez en Anatolia” y “Lejano” el de mejor director en 2008 por Tres Monos . Al que habría que sumar el FIPRESCI del 2006 por “Los climas”.
El más polémico de los premios fue el premio del jurado exaequo para el director francés Jean-Luc Godard y el realizador canadiense Xavier Dolan por “Adieu Langage” y “Mommy”, respectivamente. Un Dolan muy emocionado leyó una sincera carta de agradecimiento a Jane Campion, presidenta del Jurado de esta edición.

La directora italiana Alice Rohrwacher recibió el Gran Premio del Jurado por ‘Le Meraviglie’, que le entregó su compatriota Sophia Loren. Mientras que Adrien Brody fue el encargado de entregarle el premio mejor director a Bennet Miller por “Foxcatcher”.

Los premios de interpretación tuvieron acento inglés. Timothy Spall, por su interpretación del célebre pintor británico J.M.W. Turner en la película de Mike Leigh, “Mr. Turner” y Julianne Moore por su papel en “Map to the Stars” de David Cronenberg.

Galardones recibidos por los artistas como auténticos tesoros y es que, pisar la Croisette sólo es comparable con caminar por la alfombra roja de los Óscar.

Un comentario

  1. Massimo from Italy, September 25, 2012 at 4:05 PM Il fatto che fosse cosec vicino ai migraogi parchi divertimento della zona, tutto ben tenuto, animazione per bambini anche a fine settembre, piccolo guasto al riscaldamento (condizionatore con pompa di calore), sono intervenuti subito (dopo 1 h. dal ns. arrivo, che e8 stato serale). Grande organizzazione, un camping a 5 stelle.

Deja un comentario

Tú dirección de email no será publica.Los campos necesarios están marcados *

*